La importancia del color en la web. Post del experto.

La importancia del color en la web

No es nuevo el hecho de que escoger una paleta de colores apropiada en un diseño web es mayúscula, ya que puede hacer destacar un proyecto sencillo o hacer que un proyecto de nivel no llegue a buen puerto. Y es que no solo hay que tener en cuenta factores clásicos como si la legibilidad que proporcionan es buena o si ayudan a tener una mejor experiencia de usuario, sino saber qué efectos y sensaciones pueden crear en la vista, conocer colores amigables para personas con daltonismo, y un largo etcétera.

Los Neones y colores ‘brillantes’:
Los colores neón se comenzaron a poner de moda en los 80 aunque nacieron en la década de los años 50, y se les asocia con tonalidades fosforescentes, ya que la finalidad primordial del neón era la de iluminar. De hecho a día de hoy se admiten ambos términos (neones y fosforescentes) para referirse a los colores de estas características. Llamamos brillantes en cambio a los colores muy saturados e intensos, pero que no tienen ese matiz ‘iluminador’. Los neones producen una sensación llamativa y chillona por lo que es habitual ver esta paleta de colores en campañas de publicidad agresivas.
La utilización de estos colores en web crea a menudo un efecto ‘vibrante’, donde el usuario percibe que los colores se mueven y empieza a verlos poco nítidos. Ésto hace que la vista se canse e incluso se dan casos en los que producen molestias y migrañas derivados de este uso.
¿Cómo evitamos el efecto ‘vibrante’?
Es aconsejable no realizar una maquetación en las que los colores de mucha saturación estén cerca los unos de los otros, así como no combinar colores complementarios o espaciados 180º en el círculo cromático.

Colores ‘Arco Iris’:
Las combinaciones arcoíris son abrumadoras y demasiado coloridas. Llaman la atención del usuario a primera vista, pero dicho acabará por encontrar el contenido indescifrable ya que todo texto que coloquemos sobre un fondo multicolor tiende a perderse.
Además de los motivos de legibilidad hay que recordar que las teorías del color y combinaciones deben cumplir unas normas rígidas para que el mensaje a enviar sea efectivo y este tipo de colores ‘arco iris’ rompen todas estas reglas básicas.

Claro sobre claro & Oscuro sobre oscuro
Que el color base y el texto o imagen superpuesta no contrasten lo suficiente hace que el elemento pase desapercibido y pierda legibilidad. No resulta por tanto efectivo en la maquetación web.
Enriquece la composición también que a la hora de decantarnos por un tono oscuro nos alejemos de la idea de utilizar el negro puro #000000 y encaminemos el diseño añadiendo matices que combinen o contrasten con la imagen de la marca (usar un negro con matices verdes para compensar un color rojizo, por ejemplo).

El daltonismo, una cuestión relevante
Las personas con daltonismo tienen en su mayoría dificultades para distinguir entre las tonalidades rojas y verdes. No es la única deficiencia, pero sí la que afecta a un mayor número de personas y por tanto una de las cuestiones más a tener en cuenta a la hora de diseñar una web.
No todos los rojos y los verdes son indistinguibles. Depende mucho de la luminosidad de los colores. Si el rojo es a grande srasgos tan oscuro como el verde, hay una mayor probabilidad de que los colores se confundan.
Por si esto fuera poco estudios recienyes han concluido que las personas con daltonismo rojo-verde ven frecuentemente rojos y verdes como amarillos, naranjas y crudos. Esto significa que los amarillos, naranjas y gama de ocres pueden ser confundidos con verdes y rojos. Los colores menos afectados son los azules.

En definitiva podemos decir que escoger una paleta de colores efectiva para que nuestra marca se represente y el mensaje cale en el lector requiere un buen análisis cromático previo a la puesta en marcha del trabajo.

Ane Alarcia, Web developer & Designer

2018-08-21T06:39:11+00:00agosto 21st, 2018|